ALGUNAS LIBRERÍAS DE EDIMBURGO

lunes, 26 de septiembre de 2011


Fue el único día que amaneció soleado durante nuestra breve estancia en Edimburgo. Atravesamos el Grass Market en dirección a West Port, calle donde está Edinburgh Books. Me sonaba haber leído por alguna parte que en aquella calle había más librerías de viejo aparte de esta, pero no estaba segura, y lo que me encontré fue una larga avenida con varias librerías de viejo, buenas, interesantes, con mucho surtido y muy tranquilas.
Comienzo pues por el principio que es por donde se deben comenzar las cosas, ¿no?
Edinburgh Books tiene una fachada azul muy bonita y tiene pinta de ser pequeña, pero cuando entras, tras darte cuenta que una cabeza de búfalo (el animal se llama Clarence, por cierto) te vigila, descubres que hay varias estancias y recovecos y que nunca acabas de verlo todo, claro. De frente está la ficción muy bien clasificada, como siempre por esos lares, por autores de la A a la Z. En cada esquina una silla con cojín para que te sientes, si te apetece, a hojear los libros. Vas pasando estancias y te encuentras con muchas más cosas de arte, religión, Escocia, deportes..., todo con precios más que razonables. Cuando piensas que ya has acabado te das cuenta de que te queda el sótano (por más que ponía un cartelito "mind the head", me pegué un cabezazo. No sería el primero a lo largo de esos días). Abajo hay literatura de viajes, otras lenguas (muy poco en español) y una sección muy curiosa con partituras musicales que pertenecen a una casa de discos que tiene ese minúsculo espacio alquilado . Siguen los elementos decorativos aquí abajo muy presentes. Me fascinó una vieja máquina de escribir tipo años 40. Aquí hay humedad y hace frío pero estamos solos y hay un silencio impagable. Me voy con dos libros para unos amigos y una bolsa con el emblema de la tienda, el búfalo Clarence, of course.
Siguiendo calle abajo te encuentras con varias más, pero algunas están cerradas y no sé si es que no abren en sábado o que ha cesado el negocio. Entramos en Armchair books. En teoría, según cuenta el folleto que cogí en el Festival Internacional del Libro de Edimburgo al día siguiente de pasear por West Port, esta tienda tiene un local dedicado a la ficción y otro adjunto con mapas antiguos, historia y generalidades. Digo en teoría porque el pequeñísimo local adjunto al de la ficción estaba cerrado y parecía no tener acceso desde el primero, aunque lo cierto es que estuve tan embebida con las interminables estanterías de ficción que ni me acordé de preguntarle a los libreros si podía ver los del anexo. El local es estrecho pero tiene muchísimo y a muy buenos precios. Me tuve que contener porque hubiese llevado como veinte, pero era el primer día en la ciudad y sabía que irían cayendo varios en más librerías y en el festival, tal y como resultó ocurrir (una, que se conoce muy bien). De aquí me llevé One good Turn de Kate Atkinson (portada por cierto con el castillo de Edimburgo) y Perfect Happiness de Penelope Lively. En la acera tenían unas cajas con libros a una libra y allá en seguida que se fue a vigilar el precioso border collie que tienen en la tienda y que minutos antes se había colado por el sinuoso pasillo a saludarnos.

Después de ésta entré en una preciosa, con unas vitrinas en caoba y un doble piso a la vista con barandilla de madera, donde el propietario y el que parecía ser un cliente habitual de mediana edad conversaban sobre la belleza y el valor de unas láminas antiguas. Después de echar un vistazo nos fuimos a Peter Bell books, al lado de la anterior y en la misma acera de Armchair Books. En la línea de las anteriores pero quizá todo más pulcro y ordenado si cabe. Las estanterías y lo que contienen dan sensación de estar en una librería anticuaria más que de libro viejo y casi no me atrevía a mirar los precios dando por hecho que iba a estar todo fuera del alcance de mi bolsillo. No fue así: también tenía muy buenos precios y además los libros estaban en mejor estado que en ninguno de los anteriores locales. El librero muy amable y educado. Nos ofreció su ayuda preguntándonos además si nos sentiríamos más cómodos hojeando por nuestra cuenta. De aquí me llevé Short Stories de Woodehouse  en una edición preciosa en tela, con caja de cartón que enseñaré un día de estos por aquí. También me llevé poesía de Liz Lochead. Abandoné la calle West Port satisfecha y muy emocionada de haber encontrado todos estos sitios sin saber que  formaban la asociación de libreros West Port* (como ya dije antes toda esta información me llegó un día después).


*(portada del folleto informativo de la asociación de librerías y mapa)


Otro de los días en esta ciudad de cuento me pasé por el Blackwells. Está en South Bridge, muy cerca de la universidad. Está muy bien, ya se sabe, aunque esta vez la oferta 3x2 no era muy variada y aún así cayeron cosas de David Lodge y de Jackie Kay entre otras. La sorpresa que me deparó el camino a Blackwell's fue encontrar de camino varias charity shops con libros y justo en la esquina de la gran librería, otra de segunda mano: Southside Books. Ésta estaba muy concurrida y creo que por estar cercana a la universidad tiene muchos libros de texto de medicina, química, filosofía, etc. Aquello era un sin parar de entrar y salir gente joven sobre todo. También hay ficción, pero en menor cantidad que la de los libros específicos  para las facultades. Sí que recuerdo una sección de literatura española francamente novedosa que mezclaba clásicos publicados en España y otros también en nuestro idioma pero publicados por una editorial inglesa.
De aquí me llevé uno que llevaba tiempo buscando de la neozelandesa Patricia Grace.

La última librería de libro viejo que vimos fue McNaughtan's. ¡Lo que nos costó encontrarla! Está en el paseo que lleva a Leith, en lo que llaman New Town. Aquel día llovían perros y gatos y el mapa de nuestra guía en ese momento nos falló, situándonos la librería en el lugar equivocado. Caminata para arriba y para abajo, no dudé en preguntar a la gente en un par de ocasiones pero seguíamos sin dar con ella. Finalmente entré en una Charity shop de la zona y le pregunté al propietario..., ¡estábamos tan sólo a veinte metros! Por cierto: la tienda en cuestión tenía mucha variedad de muebles pero, cómo no, reservaba su esquina librera con una oferta de una libra para los paper backs y dos libras para los Hardbacks. Pena que lo que tenían o bien no me interesaba o bien ya los tenía.

McNaughtan's es una librería de mediados del siglo pasado que en su día estuvo regentada por un militar jubilado. Es preciosa, todo está impecablemente ordenado, silenciosa, tenía todo de todo y además seguíamos con buenos precios. De aquí me llevé Southriding de Winifred Holtby, una novela de Edmund Crispin (autor recientemente descubierto por mí gracias a la lectura de Todo lo que sé de novela negra de PD James) y Curriculum Vitae de Muriel Spark. Con esto di por terminado el cupo disponible para libros de segunda mano porque tenía otros tantos ya en la maleta adquiridos en el festival y en el Waterstone's de Princess Street.

Fotos (de arriba a abajo)
-Edinburgoldtown.org.co.uk
-Abebooks (interior de Armchair books)
-Maneatink (West Port street)
-Bookloversnevergotobedalone

14 comentarios:

Oscar dijo...

Heyyyy, ahí te quería yo ver.
Muchísimas gracias. Especialmente por ser de Edimburgo, que anda camino de convertirse en obsesión para mi. Voy a leerlo ahora despacito, pero me ha emocionado tanto ver que lo habías puesto que tenía que agradecer primero y leer después. Cuando lo lea te pongo algo y te vuelvo a dar las gracias. Soy asi de empalagoso.
Que ganitas tengo de conocer Edimburgo¡ Más aun después de leer el libro que mencionas de la Spark...

Miss Winnifred dijo...

No hay de qué . Lo que siento es no poder contar más cosas porque a veces me faltan las palabras para expresar ciertos sentimientos y por miedo a pecar de cursi.
Para mí era un sueño por cumplir lo de Edinburgh y me he quedado con muchas ganas de volver porque hay tanto que ver y hacer!
Si puedes vete coincidiendo con el Fringe y con el festival internacional del libro. Así ya es perfecto.¿Sabes quién me firmó un libro allí? Hay que esperar a la próxima entrada.Ya me contarás de este post.Espero tu opinión.

Elena Rius dijo...

¡Qué envidia y qué ganas de darse un paseo por allí después de tu completísimo post!

María dijo...

Qué entrada tan interesante!! Cuando estuve en Edimburgo, visité muy pocas librerías...pero ahora tomo nota de esa calle que comentas y de la última que nombras, y que suena tan apetecible, se llama McNaughtan's, verdad?? Investigaré más sobre ella en internet. Veo que no te fuiste con las manos vacías...¡¡qué de libros!!
Leyéndote me doy cuenta de lo mucho que no vi en Edimburgo. Tendré que poner remedio con otro viaje.
Estas crónicas viajeras con libros, me encantan!!
Un abrazo grande!!

Miss Winnifred dijo...

Elena: gracias por el piropo que le echas a mi post!Realmente no solo las librerías de allí merecen la pena sino todo lo demás también.saludos

Maria: seguramente tú viste cosas allí que yo no y es que con un viaje (por suerte) no da para verlo y andarlo todo. Bsos

Oscar dijo...

Blogger se traga mis comentarios....
Me tiene manía....
Decia yo que:
1 ¿Porque será que el orden de las librerías anglosajonas es tan perfecto?. No he visto nada igual en ningún lado, ni en el resto de Europa ni en USA. Debe ser algo inherente a su carácter.
2. ¿Porque será que cada vez que hay un cartel que dice "Mind the head,", "mind the step", "mind the gap", los españoles simper picamos. Yo en Cambridge me pegué una antológica al bajar las escapers de una cafetería. Y me lo pegué contra el mismo cartel, que ya antes estaba abollado.
3. ¿Porque será que tengo ganas de conocer a un Búfalo?

Me encantan. Las ganas de conocer Edimburgo que tengo alcanzan niveles peligrosos. Me guardo todas estas recomendaciones. Pienso visitarlas todas. Y tener cuidado con la cabeza

Miss Winnifred dijo...

Oscar: yo estoy especializada en los the "mind your head" !Qué gracia lo que dices de que el de Cambridge ya había sido estrenado!
Pues Si tienes ganas de conocer a un búfalo, ya te digo que Clarence es de lo más pacífico. Solamente te observa muy atentamente...
Ya ves que en el plano que puse en mi entrada vienen todas las de Wst Port y yo no pude recorrerlas todas si bien es cierto que me pase casi un día entero en el festival del libro y una mañana para encontrar y vivir dentro de Mc Naughtan's además de todas las Oxfam y demás que tiene cantidad de libros. Ya os seguiré contando...

Nit dijo...

Oh! Me has hecho una guía!... ya, perdón XP. Cómo veo en varios de los comentarios previos, Edinburgh es una de aquellas asignaturas pendientes a las que cada vez tengo más ganas y que ya está alcanzando niveles de obsesión, así que tu entrada resulta fascinante... y me muero de envidia, sobre todo si las librerías son como las de las fotos que has puesto.

Miss Winnifred dijo...

Hola Nit! Al menos las que yo visité están muy bien pero estas de las que hablo son sólo una pequeña parte de las que hay.No tuve tiempo a todo aunque siempre es bueno reservarse cosas para otras ocasiones, no?

Cristina dijo...

Tengo que añadir tu blog a mi barra lateral de una vez, que no me entero si no de cuando lo actualizas.

Y odiaría perderme esta entrada, por ejemplo, que es de las que ponen los dientes largos, largos, tanto por el viaje como por los libros y el ambientillo bibliófilo. Una delicia y muy buenas adquisiciones.

Miss Winnifred dijo...

Cristina! Me alegro tenerte por aquí de nuevo!!Me alegro de que te haya gustado mi breve recorrido escocés y mis adquisiciones. La verdad es que para todos nosotros estas entradas de librerías con libro en inglés son un disfrute al tiempo que un ponerse verde de envidia ...Acabo de pasarme hoy por el de María y ya quiero ir a Hay-on -Wye pero si mañana alguien comenta las de otros sitios es que tb quiero viajar inmaediatamente.bsos

Laura López Lamiel dijo...

¡Hola!

Uno de mis sueños es ir a Edimburgo y espero que se cumpla muy pronto. Me encantan los libros y las librerías son como una segunda casa para mí. Siempre que voy de viaje intento visitarlas, pero a veces no tanto como me gustaría debido a la falta de tiempo.

¡Un beso!

Anónimo dijo...

Y si vas por Stockbridge, barrio super tranquilo, con la que según Ian Rankin es la calle más bonita de la ciudad, Ann´s street, encontraras la Charity Shop de Oxfam, que sólo tiene libros. Es facil, está en la calle central de Stockbridge. Luego puedes pasar el dia , leyendo o no, en el Botanico, que esta cerquita.

Miss Winnifred dijo...

Muchas gracias! Los Oxfam de solo libros suelen además estar muy bien. Tomo nota.Saludos