DE BOSQUES Y LIBROS

martes, 13 de septiembre de 2011

Cuando era pequeña a mi madre no le gustaba que pasase las tardes en el bosque jugando con los de mi barrio. No me tenía delante y no me podía ver desde la ventana. Además, llegaba a casa con las botas llenas de barro, ortigada y llena de arañazos por culpa de la dura y riesgosa actividad de trepar por los árboles. Era por esto y no por que ella supiese que en la literatura el bosque es un símbolo de lo maligno, lo oscuro, el lugar donde reside el diablo... Desapariciones, extraños sucesos, crímenes. En el bosque, bajo la luz de la luna.
¿Cuántas historias reales y fictícias comienzan o acaban con sucesos macabros en un bosque? Sería tan dificil como contar cuantas canciones hablan de amor, o de desamor.
En los últimos tiempos me he encontrado leyendo varias de ellas, sin selección previa, sin pretenderlo.
Bosquefrío del irlandes Patric Mc Cabe
me dejó casi sin aliento: muy buena historia, muy dura, muy buena narración. Inolvidable. Tengo ganas de repetir con el autor y ya compré The Butcher's Boy el pasado año en un Oxfam de Bloomsbury.
En In the Forest, de la también irlandesa Edna O'Brien, se ficcionalizan unos hechos reales sucedidos en el condado irlandés de Clare: el rencor, la envidia, la marginación, seres inocentes que mueren por una serie de fatales circunstancias. También repetiré próximamente con Edna...
El interior del bosque (1999) de Eugenio Fuentes es otra novela que comienza con el asesinato, en una reserva natural, de una joven y atractiva pintora que aparentemente no tiene enemigos. La novela fue galardonada con el premio Alba/Prensa Canaria de 1999, y su autor es uno de los reconocidos escritores de novela negra actual en nuestro país. De esta última lectura  puedo decir que  sólo me gustó el fin de trayecto, pero que no disfruté durante el viaje. Si por una razón quería terminarlo era  para ver quién de entre todos los sospechosos resultaba ser el asesino. Con eso queda todo dicho. No es mi estilo, definitivamente.
Y, por último, no ya en un bosque si no en un sendero, en medio del campo, Joanna pierde a su madre y a sus hermanos víctimas del ataque de un psicópata. Ella logra ,escapar y ahora es la Dra. Hunter, casada y con un bebé. Lleva una vida acomodada y parece haber sobrevivido al terrible pasado en todos los aspectos. Pero no es así. Tiene a Reggie como niñera y como amiga y un buen día la doctora y su bebé desaparecen y Reggie se involucra en su búsqueda e involucra además al detective Brodie, al que conoce tras haberle salvado la vida. Y hasta aquí quiero leer, que Kate Atkinson es una gran narradora y creadora de personajes muy reales y especiales a la vez y no quiero destripar todo el engranaje de relaciones que se establecen en la novela Esperando noticias (When there will be good news?), que fué un regalo que me hicieron de nocumpleaños y que me duró como lectura tan sólo tres días. A partir de ahora ya podré ir leyendo todo lo de K. Atkinson en inglés...(continuará)

Menos mal que aquellas madres nuestras, sabias como eran, eran desconocedoras de lo que representa el bosque en la literatura, porque no habríamos podido vivir nuestra infancia de igual manera, sin adentrarnos en el bosque, sin  corretear por los senderos de extensos praos...

9 comentarios:

La mujer Quijote dijo...

"Bosque frío" fue todo un descubrimiento para mí, hasta daba frío de verdad. El de la Atkinson lo tengo a la espera en la estantería.
Además de los siniestros bosques, como los que citas, a mi me gustan también los bosques perturbadores, como los de algunos relatos de Angela Carter ("El rey elfo" por ejemplo), los bosques mágicos, como el maravilloso "Bosque animado" de Wenceslao Fernández Flórez, o los bosques llenos de ánimas y "santas compañas" de Cunqueiro.
El bosque da para mucho cuando se tiene talento e imaginación.

Laura Uve dijo...

No he leído ninguna de las obras que mencionas, las anoto...

Es cierto lo que dices de la mala fama del bosque (caperucita.......) con lo que me gusta.

Un abrazo!!

Miss Winnifred dijo...

Gracias por comentar y Ah! Mujer Quijote: para mí lo de las ánimas y la santa compaña me pone tb los pelos de punta.Siniestro, siniestro.

Oscar dijo...

Huy, con los bosques me pierdo. Me da mucha pena que por mi tierra no andemos sobrados de bosques, porque de siempre, de las muchas imágenes arquetípicas que circulan por nuestra cabeza, la del bosque me ha parecido la más sugerente.

"In the Forest", que te lei recomendar el otro día, lo he mirado por Internet y tiene muy buena pinta. De "Bosquefrío" y su autor no tenía el gusto de conocerlos y a la Atkinson que me la cruzo en todos lados, aun no la he leido. Tomo nota de todos (sobre todo de O´Brien)

Uno de los relatos a los que más cariño le tengo se desarrolla integramente en un bosque (y no me refiero a Caperucita):" Young Gooodman Brown" de Nathaniel Hawthorne.

Saludos.

La mujer Quijote dijo...

Lás ánimas y la santa compaña de Cunqueiro no tienen nada de siniestras, están más en la línea del realismo mágico, muchas veces resultan hasta entrañables.

Miss Winnifred dijo...

Oscar: en tu tierra tenéis otras muchas cosas. No se puede tener todo, ya sabes.
Si los lees no te arrepentirás. Eso sí, el próximo de K. Atkinson lo leeré en inglés porque hace muchos juegos de palabras y hay mucha intertextuelidad que si no te pierdes. Yo, por circunstancias, leí dos de ella en español pero las demás ya las tengo en inglés.Advertencia: hay una Kate Atkinson por ahí del tipo de Osho y otros "Curadores mágicos". No la confundas si pides algo por internet.
De Mc Cabe puede que hayas visto la película "Desayuno en Plutón". Está basada en un libro suyo.
Pra mí Bosquefrío (Winterwood) fue mi gran revelación del pasado año, no te digo más. Saludos

Miss Winnifred dijo...

Mujer q: Vaya... Me has pillado porque no he leído nada de Cunqueiro.
Saludos

María dijo...

Tenía ganas de leer algo del libro de Atkinson. Le he tenido varias veces en las manos. No he leído ninguno de los que dices. Una suerte poder perderte en los bosques con los amigos cuando eras pequeña...mi "bosque" era otro más urbano, aunque también contaba con zonas verdes...
Un abrazo!!

Miss Winnifred dijo...

Muy buena la Atkinson y este, lo empiezas y no puedes parar hasta llegar al final...